La Mujer en el Ejercito Mexicano en el 2018.

Artículo por: Jorge Nuño Jiménez.

“A la memoria de Hermila Galindo, sol de libertad, mujer revolucionaria ejemplar y precursora de la liberación de la mujer, luchadora de los derechos civiles y políticos a lado de Don Venustiano Carranza.” – Jorge Nuño Jiménez.

 

Con motivo de la conmemoración del día internacional de la mujer, el 8 de marzo, es menester hacer un justo reconocimiento a la participación de las mujeres que han enriquecido al país con enormes aportaciones sustantivas en todas las actividades de la sociedad mexicana, después de un largo proceso de luchas sociales y de reivindicación inspiradas en la “igualdad ante la ley”.

Mujeres en la sociedad mexicana

Este principio que fue la piedra angular para que el constituyente ordinario reformara el 4to. artículo constitucional en 1974, que estableció la igualdad jurídica de la mujer ante la ley, reconociéndola como la protectora de la organización y desarrollo de la célula básica de la sociedad como es la familia, y portadora de sabiduría, y tradiciones fundada en viejos principios latinos como el que preconiza: “mater semper certa est”  que se traduce en el sentido de que la madre siempre es cierta.

La reforma anteriormente mencionada, estableció libertades para decidir de manera libre y responsable sobre el número y espaciamiento de los hijos, pensando en principios de la libertad fundada en la responsabilidad.

El Ejército Mexicano no fue ajeno a la participación de las mujeres. Ya que acompañaron a una gran cantidad de contingentes revolucionarios con el adjetivo de: “soldaderas”, como heroínas ejemplares en las batallas, corriendo riesgos y que muchas veces participaron directamente tomando el fusil, cuando el soldado caía en el fragor de la batalla, proceso en el cual fallecieron más de un millón de mexicanos.

Las mujeres en la revolución.

La mujer que se incorporó en esta etapa turbulenta, era esencialmente de origen campesino y obreras, dejando enorme legado en la contienda civil, como fue el caso de las fuerzas magonistas, maderistas, y constitucionalistas que enarbolaron la bandera de la democracia, llegando hasta la contra revolución, la quinta columna o el caballo de Troya, que fue el huertismo, inspirado desde la embajada de los Estados Unidos.

El México moderno no se puede explicar sin la participación de la mujer, que transformó a nuestro país con la presencia de quienes dieron un ejemplo de convicción luchando en distintos frentes, quedando muchas veces como leyenda, mito en la historiografía, corridos populares y en la literatura de la novela de la Revolución.

Hijas del Anahuac, Mujeres en la revolución.

Durante la revolución la mujer empieza a salir de los estrechos límites de la servidumbre en el hogar, para desarrollar en aquel entonces muchas actividades que la prensa de principios del siglo pasado ya recogía sentimientos de emancipación de estas esposas y madres abnegadas, concurriendo muchas veces al llamado del clarín, iniciándose de esta manera los primeros movimientos feministas,  que ya habían aparecido en Europa y los Estados Unidos, grupos de mujeres que se manifestaban con un espíritu progresista e innovador de la época.

Las mujeres mexicanas cobraron consciencia en medio de una sociedad llena de prejuicios y atavismos y porque no decirlo misoginia, que les negaba todo derecho de participar en actividades intelectuales, profesionales y políticas fundadas en una sociedad injusta y desigualdad.

Recordemos el enorme legado inolvidable en nuestros movimientos de emancipación e Independencia Nacional como fue la Corregidora de Querétaro; Doña Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario gran participe de la Independencia, que por su propio peculio financió actividades insurgentes, Doña Gertrudis Bocanegra, aliada del padre de la patria Don Miguel Hidalgo y Costilla, quien fue descubierta y sentenciada a muerte, por no dar información de las fuerzas insurgentes. Y porque no recordar, el enorme legado de un mujer digna como fue Doña Margarita Maza de Juárez compañera inseparable del Benemérito de las Américas Don Benito Juárez García.

Mujeres revolucionarias

Años más tarde en este ambiente surgiría la primera organización feminista denominada: “Sociedad protectora de la mujer”, creada por Maria Sandoval de Zarco, quien sería la primera abogada graduada en México, quien fue seguida por otra corriente de mujeres que deseaban la participación en la sociedad, con actividades intelectuales y el cultivo de las ciencias.

 

Es importante el primer antecedente emancipador de las organizaciones revolucionarias, impulsadas por el “magonismo”, en el cual surgen las denominadas: “Hijas de Anáhuac”, quienes fueron trabajadoras de las industrias textiles de Tizapan, en el sur de la Ciudad de México, quienes muchas veces por demandar derechos sociales fueron encarceladas y reprimidas.

 

Los distintos contingentes del movimiento revolucionario como fue el “villismo”, el “zapatismo” y el “movimiento constitucionalista”, todos y cada uno de ellos fueron acompañados por contingentes femeninos, quienes atendían los servicios de alimentación y sanidad en la vida de los campamentos, cumpliendo misiones que quedaron invisibles y olvidadas, podemos recordar el caso que platica Tomasa García: “A todas nos decían adelitas, pero la mera Adelita era de Ciudad Juárez … ella decía: ¡Órale! Éntrenle y el que tenga miedo que se quede a cocer frijoles … Éramos muchas: la Petra, la Soledá … y la mayoría sí servíamos para combatir” (ROMO, Martha. “¿Y las soldaderas? en FEM, vol. III, núm. 11, nov.-dic. de 1979.) Afirmando que también estaban listas para combatir y reivindicarse.

 

Subrayo como un ejemplo digno y sin ánimo de alabanza o exageración, la participación de Hermila Galindo quien fuera secretaria particular de Don Venustiano Carranza, impulsora y creadora del “Semanario ilustrado de la mujer mexicana”, adelantándose a su época afirmaba,  que las mujeres debían participar en asuntos políticos y no ser solamente un ente subordinado al hombre, originaria de Lerdo, Durango  dotada de una inteligencia precoz y capacidad de oratoria, fue quien pronunció aquel discurso de bienvenida ante el primer jefe del Ejército Constitucionalista en su entrada victoriosa a la Ciudad de México, cosa que impresionó profundamente a ese hombre visionario por su extraordinaria agilidad mental y su entusiasmo cuando ella apenas tenía 17 años, tal vez  esta fue la razón, para que la invitara a participar con él, como secretaria particular.

Hermila Galindo luchadora en la campaña por el constitucionalismo

Fue Hermila Galindo una mujer singular, luchadora en la campaña por el constitucionalismo, en la Habana, Cuba, Colombia y otros países más, donde dio a conocer la doctrina de Carranza, divulgado también desde la tribuna en una enorme acción propagandista en pro del feminismo adoptando posiciones de vanguardia en temas como el divorcio, la protección del niño, sexualidad, prostitución y la política. Temas que influirían poderosamente en los inicios de la educación de la época y que seguramente fueron plasmadas en el texto constitucional del artículo tercero en 1917 que con un gran orgullo impulso valores supremos, no solamente de libertad sexual, sino de participación política.

Por ello resulta inconcebible que el constituyente dejara pasar la oportunidad de reconocer el sufragio efectivo a la mujer mexicana; ello a pesar de la enorme, combativa y extraordinaria participación que ella tuvo en la revolución inspirada por el sufragio efectivo y no reelección. Sin embargo la mujer, a través de las generaciones, ha venido consolidando su lugar en la sociedad mexicana.

Carmen Vélez “la Generala” Comado a 300 hombres en Hidalgo y Tlaxcala

Ejemplos hay muchos, como el de María de la Luz Espinoza Barrera, que en 1910 le fue otorgado el grado de teniente coronel, al demostrar gran valentía, coraje y habilidad como jinete en las fuerzas zapatistas. Carmen Vélez, conocida como “la Generala”, comandó cerca de 300 hombres que lucharon en los estados de Hidalgo y Tlaxcala. Clara de la Rocha, en 1911 durante la toma de Culiacán, Sinaloa, fungió como comandante de una guerrilla. María Quinteras de Meras, participó en 10 enfrentamientos, y por sus méritos, alcanzó el grado de Coronel en el Ejército Villista. Ángela Jiménez, experta en el manejo de explosivos, obtuvo el grado de Teniente, en el Ejercito Villista. Petra Herrera, formó su propio ejército integrado por mujeres, autonombrándose “Generala”, peleo a lado de las fuerzas maderistas en el asalto a la ciudad de Torreón, donde se expulsó a las fuerzas federales.

 

Átala Apodaca, “La conferencista de la Revolución”; Elvia Carrillo Puerto, La Monja Roja del Mayab y primera diputada local; Aurora Jiménez de Palacios primera diputada federal; Griselda Álvarez Ponce de León, primera mujer electa como gobernadora, en Colima; las primeras senadoras de la república, María Lavalle Urbina y Alicia Arellano Tapia, madre de la actual y primera gobernadora electa en el estado de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano.

Griselda Alvarez, gobernadora de Colima 1979-1985.

Siguiendo esta tradición de grandes ejemplos el Ejército Mexicano abrió sus puertas de par en par a la mujer mexicana. Desde 1938 inicia su incorporación a la Escuela Militar de Enfermeras, en 1973 fue posible la admisión de algunas mujeres a la Escuela Medico Militar y 3 años después, a la Escuela Militar de Odontología.

Mujeres del ejercito, enfermeras, doctoras, cirujanas.

 

A partir del ciclo escolar 2013-2014, ingresan mujeres al Heroico Colegio Militar educándose y preparándose técnicamente para el mando, adiestramiento y conducción de unidades de combate, realizando el Curso de Formación de Oficiales de Artillería y Zapadores.

General brigadier Clementina Espínola Zetina

Por todos estos motivos debemos reconocer el trabajo enorme que la Secretaria de la Defensa Nacional, ha realizado incluyendo en todos sus organismos, dependencias e instituciones para que la mujer tenga las misma oportunidades de desarrollarse profesional, económica y socialmente, demostrando que el compromiso con la equidad de género, ha enriquecido a nuestras Fuerzas Armadas que hoy coadyuvan en tareas para salvaguardad y proteger la seguridad interior de la Nación.

Mujeres en la Fuerza Aérea Mexicana

Director General
Centro de Estudios Económicos y
Sociales del Tercer Mundo A.C.

Mujeres paracaidistas

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*